TOMARAQUETÚVIERAS: María Acuyo.

Yo tengo la suerte de tener muy buenos amigos en Granada. He participado en cinco de las seis ediciones del Festival Internacional de Cortometrajes Ópera Prima en Corto, viajando hasta la ciudad para colaborar con mis amigos emprendedores (y organizadores del evento cinematográfico más chulo de todos los tiempos) como responsable de prensa y difusión.

Recuerdo que pasábamos las tardes trabajando en un pisito muy pequeño del barrio del Realejo (parapetados cada uno tras tres ordenadores diferentes y un wifi para todos) y yo, en una de mis salidas (que consistían en atravesar la línea espacio-temporal que abre paso a lo que hay más allá de la calle Molinos) me tropecé, de bruces, con la obra de María Acuyo. Tengo una tendencia irrefrenable a husmear en todas las montañas de flyers, tarjetas de visita, folletos o publicaciones de cualquier índole que me encuentro (y que, por lo general, se puede una llevar a casa) a la salida de los sitios, y, por eso, recuerdo que, en algún punto indeterminado de la ciudad granadina, encontré un pequeño libro-catálogo de la exposición “Sentada a la orilla del río” (febrero – abril de 2012) de la artista, celebrada en el Palacio de los Condes de Gabia.

No pude ir a ver aquella exposición y me pesa. Pero puedo decir y digo que, desde aquel momento, soy fiel seguidora de la obra de María Acuyo.

Así mismo, el pasado sábado 27 de mayo se celebró en Madrid la tercera edición de la Feria de Arte Contemporáneo En Casa, una propuesta efímera y muy original que consistió en mostrar las creaciones de hasta 26 artistas (María Cañas, Annita Klimt o Roberto López Martín entre ellos) en las distintas estancias de la casa del artista David Heras. En esta exposición efímera, que juega con los límites entre lo privado y lo público hackeando a los todopoderosos agentes protagonistas del, según sus creadores, “cerrado circuito artístico” , también participó María Acuyo con su obra “El vago contorno de las nubes” (2012).

María Acuyo (Granada, 1972) trabaja con óleo, principalmente. Y aunque decida utilizar acrílico sobre metacrilato poco importa, pues el espectador debe enfrentarse a un lienzo de grandes dimensiones, donde parecen ir creciendo distintas formas orgánicas que, antojadizas, toman apariencia de extrañas células u organismos mirados con microscopio. Lo cierto es que estos pequeños microorganismos se hacen inmensos en la obra de Acuyo, fluyen, se unen y se separan, en una danza tan silenciosa como hipnotizante que más bien parece fruto de la variabilidad de la acuarela. La artista consigue así un equilibrio frágil entre los distintos elementos a través de la complementariedad de los colores y la presencia recurrente del negro, que parece poner orden en la composición.

Obras como la citada “El vago contorno de las nubes”, siguen una paleta de colores que recuerda a las viejas postales japonesas. Rojo. Negro. Gris. Blanco. Entre las referencias, cabe citar, inevitablemente, el expresionismo abstracto de Helen Frankenthaler, en cuanto a esa misma confusión entre lo aparentemente pesado del óleo y la ligereza de la acuarela; o Jean Arp, con sus constantes referencias a lo orgánico y a la Naturaleza, tan cambiante. Lo que hace única la obra de Acuyo es su capacidad para dosificar la paleta de colores, cimentando ese equilibrio que, aunque frágil, consigue arrollar al espectador.

Las últimas obras producidas por Acuyo son más sombrías. Casi prescindiendo del color, incluye algunos elementos figurativos, muchos de ellos relacionados con la ornitología: aves, plumas, huevos.  Incluso, se reconocen elementos vegetales como ramas o lo que parecen ser algas marinas que se mueven al ritmo de las corrientes oceánicas, donde no llega la luz. Pero existe la vida.

 

María Acuyo muestra en sus obras aquello que vive pero que no vemos, a no ser que dispongamos de un microscopio. Así descubrí yo su obra, por casualidad, en una ciudad que también es la suya “buceando” entre lo que, superficialmente, no conseguimos ver.

 


Todas las imágenes han sido tomadas de la página de Facebook de María Acuyo.

Instagram

condes de gabia

Exposición “Sentada a la orilla del río” (febrero – abril de 2012). Palacio de los Condes de Gabia.

2012 orilla

2012 orilla 2

orilla 2012

2008 3

2008 2

2008

2012

2010 3

2010 4

2010 5
2010 2

hábitat 2012

habitat 2012

hábitat acrilico sobre lienzo 2012

2012 3

2012 2

2015 2

2015 3

2015

detalle 2015

2016

Mixta sobre papel En urna de metacrilato 2016

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s